Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/11/13 00:01

    El país de la biodiversidad requiere de un sistema financiero verde

    ¿Podrá el Gobierno nacional promocionar a nuestro país por su biodiversidad, cuando los más altos estándares de gobierno corporativo definidos por la Bolsa de Valores de Colombia no requieren a las empresas que demuestren sus niveles de contaminación?

COMPARTIR

¿Podrá el Gobierno nacional promocionar nuestro país por su biodiversidad, cuando los más altos estándares de gobierno corporativo definidos por la Bolsa de Valores de Colombia no requieren a las empresas que demuestren sus niveles de contaminación, y mucho menos sin una iniciativa desde el Ministerio de Hacienda y del Banco de la Republica para desarrollar fuentes de financiación que premien aquellas organizaciones que no contaminan?

Este lunes, el ministro de Hacienda de Inglaterra y el Banco de Inglaterra se sumaron a la iniciativa Green Finance, como estandarte para construir el Reino Unido pospandemia, comprometido con el medioambiente para cumplir con su objetivo de ser neutro en emisiones de carbono para el año 2050.

Este plan busca tres cosas.

En primer lugar, que las empresas listadas comiencen a presentar con detalle reportes ante el regulador y la Bolsa de Valores de Londres sus niveles de contaminación, políticas de mitigación y niveles de neutralidad de emisiones de carbono.

Lea también: Comercio electrónico en Colombia puede llegar a los $27 billones en 2020

Este requerimiento puede entenderse como un reporte adicional al contable y de impuestos que se les entrega trimestralmente o al final de cada periodo contable a los entes reguladores y al público en general.

En segundo lugar, busca establecer lineamientos a seguir, dependiendo de la industria y la actividad que desarrolla la compañía, para que se cumplan estándares mínimos de contaminación que soporten el objetivo de ser un país neutro en emisiones de carbono para el año 2050.

En tercer lugar, pretende fomentar la financiación de todos los proyectos y empresas, incluyendo grandes y pequeñas, que presenten mejores estándares de contaminación, premiándolas por ser responsables e inspirándolas a continuar actuando correctamente.

Es decir, el Reino Unido está desarrollando un mecanismo en el cual el mercado de capitales y el sistema financiero de ese país tengan incentivos para que el capital reciba mayor rentabilidad, si financia todos aquellos proyectos o negocios que realizan activamente acciones para disminuir la contaminación. En mayor medida, a todas aquellas iniciativas que constantemente implementen políticas y acciones para cuidar al medioambiente.

Lea también: La verdadera crisis empresarial llegará en 2021, según expertos

Es por esto que el Reino Unido emitirá bonos soberanos verdes, los cuales financiarán la inversión en infraestructura de bajas emisiones de carbono, sumándose a los 16 países que previamente han tenido esta iniciativa, incluido Chile.

Todo esto está alineado con el gran cambio que presentan hoy los mercados de capitales, en el cual, la sostenibilidad del medioambiente y los cambios de gobierno corporativo para crear una economía más justa e incluyente, definidos por los Principios de las Naciones Unidas, componen el esquema de la nueva gobernanza y la cultura que necesitan las empresas para atraer inversionistas.

Lo anterior quedó claro con la famosa carta que les envió el CEO de BalckRock, Larry Fink, a todos los CEO de las compañías listadas del mundo, notificando su visión y responsabilidad fiduciaria al tomar una decisión de inversión con los recursos de sus clientes. Él la describió de la siguiente manera: “Nuestra convicción de inversión es que las carteras integradas en sostenibilidad y clima pueden proporcionar mejores rendimientos ajustados al riesgo para los inversores”; además, cerró su planteamiento diciendo que “cada gobierno, empresa y accionista debe enfrentar el cambio climático”.

Entre las pocas compañías listadas en la Bolsa de Valores de Colombia encontramos los dos extremos: hay algunos CEO, como Bernardo Vargas, del grupo ISA, que con su liderazgo han tatuado estos lineamientos de sostenibilidad, diversidad y responsabilidad con el medioambiente en el DNA de la empresa.

Lea también: Gobierno empeoró proyección de PIB para 2020 y 2021

Por otro lado, también existen aquellos CEO que solo buscan su bien personal, a quienes la diversidad no les importa y que usan fotos con comunidades indígenas para vender internacionalmente que les interesa el medioambiente, cuando en realidad están mas preocupados por influenciar a los miembros de junta directiva para perpetuarse en sus cargos, a costa de la rentabilidad y sostenibilidad de largo plazo de la organización.

Dado que uno de los principales estandartes del Gobierno nacional para vender a Colombia en el extranjero es la biodiversidad del país, no puede ser ajena la implementación adecuada y exigente de un gobierno corporativo y los lineamientos de cumplimiento de los Principios de las Naciones Unidas. Ello, para que todas las empresas del país contribuyan a construir una Colombia tan verde como las fotos publicitarias.

Como no hay nada mejor para enseñar y dejar un precedente que el ejemplo, se debe modificar el código de buen gobierno de la Bolsa de Valores de Colombia, el cual define los lineamientos en gobierno corporativo que deben seguir las empresas listadas en el país, requiriendo reportes de sostenibilidad. El código de buen gobierno debe dar la relevancia que se merecen temas como la diversidad de género, las conductas éticas y el trabajo honesto, quitándoles el título de “Otras Reglas de Conducta” y construyendo algo más que los tres párrafos donde se encuentran mencionadas, ya que estos son pilares fundamentales para la construcción de una cultura organizacional incluyente, justa y colaborativa.

Lea también: Reutilización de envases plásticos reciclados creció un 22% en el mundo

Y si no me creen, créanle al estudio desarrollado por Morgan Stanley, el cual evidencia que las empresas listadas en bolsa que tienen una mayor diversidad de género en sus juntas directivas generan mayores rentabilidades que las dominadas por un solo género.

No cabe duda de que los lineamientos de gobierno corporativo en el país deben pasar a ser prioritarios para que el sistema financiero colombiano pueda priorizar la canalización del flujo de capital hacia las empresas que contribuyan al desarrollo de esa Colombia social y medioambientalmente responsable que vendemos en el exterior.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 603

PORTADA

Las 1.000 pymes más grandes del país

Si bien la pandemia ha golpeado con fuerza al sector empresarial y, en especial a las firmas pequeñas y medianas, su tamaño también se convirtió en una ventaja y muchas lograron salir a flote más rápido que las grandes compañías.

Si usted continúa navegando dentro de nuestro portal web, autoriza a GRUPO SEMANA para que realice el uso de cookies, de conformidad con los Términos de uso.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.