Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/11/22 15:55

    Colombia es un carro destartalado ¿Cómo volverlo un modelo 2021?

    La economía colombiana en 2019 era un carro destartalado que se varó en abril de 2020 por cuenta de la covid-19.

COMPARTIR

La economía colombiana en 2019 era un carro destartalado que se varó en abril de 2020 por cuenta de la covid-19. En junio comenzó a rodar inercialmente por una pendiente hacia el abismo, pero sin batería ni combustible y sin frenos. La energía que necesitaba para poner a funcionar el motor nunca llegó.

Según el Dane, en el segundo trimestre el PIB cayó 15,7% y el gasto del Gobierno aumentó solo 3%. Para el tercer trimestre, el PIB cayó 9 % y el gasto púbico aumentó 2 %.

En el Fome, según el Observatorio Fiscal de la Javeriana, se apropiaron $40 billones y se han desembolsado $16,7 billones. En subsidios a la nómina tan solo $3,3 billones. Si al Presupuesto General de la Nación para 2021 se le resta el servicio de la deuda, solo crece 0,9%. El Gobierno, presuntamente, está guardando la plata para actuar frente a un probable colapso financiero.

Para volver a funcionar, la economía necesita un mantenimiento general que la vuelva un modelo 2021, comenzando por empujarlo para que llegue al taller. De un parte debe empujar el consumo y al lado la producción; al tiempo. Los créditos privados no son ni serán suficientes para el encendido, como lo muestra la caída de la inversión en más de 26 % en los últimos 6 meses.

Seguir insistiendo en la austeridad y en cuidarse de una inflación inexistente, impedirá la puesta en marcha. Es momento del combustible con un apalancamiento fiscal, como lo propone el exasesor de Barack Obama, Mohamed A. El-Erian, con medidas de "lo que sea necesario", "todo incluido" y "todo el gobierno"; así se ha dicho desde marzo.

El canal de transmisión es el siguiente: el Banco de la República debe prestarle al Gobierno, el Gobierno -además- contratar deuda barata, perseguir la evasión y mandar al carajo a las agencias calificadoras. Con los recursos debe subsidiarse parte de la nómina de las empresas, para estimular el empleo y meterle dinero al bolsillo de los trabajadores. Los inventarios de las empresas no podrán reducirse si el consumo interno no despega, porque las ventas externas caen 23 % en lo corrido del año.

Empresas, trabajadores, organizaciones sociales y academia deben buscar un diálogo entre ellas y pensar en una estrategia conjunta para exigir acciones serias al Gobierno de Iván Duque. El camino de salvar a los bancos pensando que estos salvarán a la economía es torpe. Al vehículo destartalado no lo arreglarán los duendes con su mano invisible sino un verdadero pacto público-privado de reactivación con producción.

Le puede interesar: El precio de los arriendos comerciales en Bogotá ha caído en un 15%

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 603

PORTADA

Las 1.000 pymes más grandes del país

Si bien la pandemia ha golpeado con fuerza al sector empresarial y, en especial a las firmas pequeñas y medianas, su tamaño también se convirtió en una ventaja y muchas lograron salir a flote más rápido que las grandes compañías.

Si usted continúa navegando dentro de nuestro portal web, autoriza a GRUPO SEMANA para que realice el uso de cookies, de conformidad con los Términos de uso.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.