Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/25/2020 12:30:00 AM

¿En qué proyectos trabaja la Secretaría de Hacienda de Claudia López?

Juan Mauricio Ramírez, secretario de Hacienda del Distrito, habla de los planes de la Alcaldía en cuanto a obras y su impacto social. Equidad de género será un tema transversal.

Las protestas de noviembre del año pasado fueron las responsables de que el economista Juan Mauricio Ramírez llegara a trabajar en el equipo de la alcaldesa de Bogotá Claudia López.

"Ella dijo: a mí me eligieron alcaldesa en una ciudad y voy a gobernar en otra", recuerda Ramírez y dice que en ese momento Claudia le pidió que organizara a algunas personas para pensar ideas para enfrentar el malestar social.

Al llegar a la Secretaría de Hacienda, Ramírez se encontró con unas finanzas distritales sólidas. Los indicadores de endeudamiento de la ciudad son muy buenos, por ejemplo, la solvencia, que mide el pago de intereses sobre el ahorro, a nivel nacional supera 50% y en Bogotá es de 1%. Además, la capital cuenta con una ciudadanía que tiene cultura de pago.

El presupuesto es cercano a $20 billones anuales y el plan de desarrollo de la nueva administración para los cuatro años de gobierno está planeado en $112 billones.

Para financiarlo plantean juntar varias fuentes: $1 billón por regalías; $7 billones en Alianzas Público Privadas (ahí estaría la del parque Mundo Aventura y la cesión para operar parqueaderos), $15 billones de las empresas del Distrito como Transmilenio o el IDU –esto es diferente de los dividendos que se reciben de la ETB o del Grupo de Energía de Bogotá (GEB)– y $88 billones de impuestos, otras fuentes no tributarias (como las transferencias) y recursos de capital que incluyen el cupo de endeudamiento.

Ramírez calcula que pueden ampliar este último rubro, dado que la ciudad tiene el espacio fiscal, pero con la idea de no acumular los pagos en un año específico. Su plan es conseguir unos $7 billones en endeudamiento.

Entre las obras que están incluidas en los $112 billones del plan de gobierno está el Regiotram del Norte, el cual vale $2,4 billones. De ese monto la Nación aporta $1,7 billones y el Distrito $720.000 millones. Ramírez dice que su aspiración es que el contrato de ese Regiotram quede firmado en el último año, "así que solo presupuestamos el valor de los estudios. Igualmente, estimamos que la extensión del Metro hasta la calle 100 costaría $1,7 billones y es otro de los temas que queremos dejar listo, junto con la segunda línea del Metro, que es la extensión de Engativá a Suba y que costaría unos $7,5 billones", explica y agrega que para esa extensión el Distrito aportaría $2,2 billones.

A estas obras se suman las contrataciones que vienen de la anterior administración (primera línea del Metro, troncales como la 68 y metrocables), y el cambio del destino de los recursos para el Transmilenio por la Séptima para construir y mejorar ciclorutas. A ese propósito se destinarían $1,4 billones. "Esto tiene que ver con la promesa de campaña de menos tiempo para trancón y más para la familia. La verdad es que no vamos a tener menos tiempo para el trancón, pero el objetivo es que no aumente y que la gente camine o se suba a bicicletas, sobre todo más mujeres. Hoy ellas son una de cada tres biciusuarios, por temas de seguridad y porque ellas están menos dispuestas a compartir la vía con los carros", aclara Ramírez.

El frente tributario

En lo que respecta al recaudo estimado para este año, la expectativa es de $10,2 billones, 3,6% más que en 2019. Ese crecimiento es similar al del PIB capitalino, lo que implica que no aumentaría la carga tributaria.

"Queremos hacer énfasis en la efectividad y calidad del gasto. Eso quiere decir que los programas que se ejecuten hagan una diferencia real en las condiciones de vida de las mujeres y en la equidad de género. Eso incluye reducir la feminización de la pobreza, pues las madres cabeza de familia que son pobres son tres veces más pobres en términos multidimensionales que los demás hogares", sostiene el Secretario de Hacienda.

Precisa que la estrategia de la administración es lograr realmente una diferencia y para eso van a tener un trazador presupuestal, que es un instrumento que mira los presupuestos que se están invirtiendo en equidad para la mujer. "Los secretarios no pueden llegar al Confis solo a preguntar si hay espacio fiscal, también deberán decir si sus proyectos contribuyen al contrato social que se es el eje de esta Alcaldía", reitera.

En lo que respecta al impuesto predial, una de las metas es aumentar el aporte voluntario de 10%, como un gesto de confianza y sentido de pertenencia con la ciudad.

Durante la administración Mockus se alcanzó el pico de 56.000 personas con aporte voluntario en predial, luego bajó hasta 5.097 en 2015 y volvió a subir un poco en los años siguientes (en 2018 fueron 8.954).

Si bien este pago voluntario es mínimo frente al total de contribuyentes (1,4 millones en predial), la meta es triplicar ese recaudo de los $4.000 millones que consiguió Peñalosa en sus cuatro años de gobierno a $12.000 millones.

El destino de esos recursos será solo para seguridad, aunque el aporte voluntario en ICA sí puede tener más usos como un fondo educación superior para créditos o becas.

En cuanto al aumento del predial para este año, como de costumbre, se dará por estratos y en el uno sería de 3,85% y en el seis de 5,44%.

Un ambicioso plan que deberá además enfrentarse a las consecuencias económicas del coronavirus, aún no medidas al cierre de esta edición.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.