| 8/12/2019 12:54:00 PM

Vuelve y juega en el Congreso, la amnistía para deudores morosos

Regresa el salvavidas para los deudores morosos. El proyecto de ley que se hundió la legislatura pasada por falta de trámite, volvió a ser presentado y se espera que esta vez se le dé luz verde en el Congreso de la República.

Apenas unas semanas de darse inicio al nuevo periodo legislativo, el senador David Barguil del Partido Conservador y el senador Luis Fernando Velasco del Partido Liberal insistieron con el proyecto de ley que busca modificar la Ley Estatutaria 1266 de 2008 y darle una oportunidad a los deudores morosos de tener una vida crediticia impecable.

El senador Barguil le dijo a Dinero que la iniciativa que se presentó hace dos semanas, fue la versión que salió aprobada de la plenaria del Senado en la legislatura anterior, la cual ya tenía las observaciones de los distintos partidos.

Le puede interesar:

En la propuesta se mantiene la eliminación del reporte negativo en las centrales de riesgo, por única vez, para quienes se pongan al día y paguen sus deudas en los seis meses posteriores a la aprobación de la iniciativa, así como la reducción del tiempo de cuatro años (como esta en la actualidad) a dos y que las víctimas de estafas salgan del reporte negativo con la sola denuncia.

Lo nuevo que plantea el proyecto es que quienes tengan deudas menores a $160.000, sean notificados antes de ser reportados en las centrales de riesgo, debido a que, según explicó Barguil, pueden haber errores de cobros.

Resaltó que, esta vez, la medida cuenta con la firma del presidente del Congreso y del presidente de la Comisión Primera de la Cámara de representantes, por lo que “se le va a meter más empeño al tema que estuvo embotellado”.

Hay que recordar que la iniciativa estuvo dos meses frenada en el Congreso y tras no ser agendada en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes -en la que se debía cumplir su tercer debate- se hundió en la legislatura anterior. 

Otros temas relacionados:

Frente a la incomodidad que en su momento causó la propuesta en el sector financiero, en donde se aseguró que traería consecuencias como tasas de interés más altas en los créditos solicitados o la negación de los mismos por falta de historial, el senador Barguil sostuvo que “esos son los mismos argumentos trasnochados del sector financiero cada vez que presentamos iniciativas que tocan sus intereses. Son mentiras para generar dudas y desconfianza sobre el proyecto”.

“Aquí lo único que va a desaparecer es el reporte negativo una vez se paga, no desaparece el reporte positivo”, agregó.

Reiteró que el objetivo es sacar a la gente que depende del ‘gota a gota’ y el ‘paga a diario’, fuentes a las que han tenido que acudir por estar fuera del sistema. “Van a tener la posibilidad de volver a la formalidad”, con lo que para Barguil, van a ayudar a la economía del país, pues se va a impulsar a la banca para que cobren esas carteras que ya prácticamente estaban perdidas. “Aquí no estamos promoviendo la cultura del no pago”, dijo.

El proyecto aún no se ha agendado para iniciar con su discusión. Tendrá que cumplir con cuatro debates: inicia en Comisión Primera del Senado, pasa a Plenaria de Senado y luego a Comisión y Plenaria de Cámara.

Lea también:

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.