| 8/22/2018 12:01:00 AM

Andrés Cepeda, de la música a la gastronomía

El músico bogotano le apostó a otras propuestas para llevarle su música al público, como el teatro, y a otras inversiones en el mundo de la gastronomía. Así son los negocios de Cepeda.

Justo en la entrada del centro comercial Hacienda Santa Bárbara, en una pequeña tarima, dos de los músicos de Andrés Cepeda le hacen una introducción de un par de minutos al músico bogotano que entra animado y canta algunas de sus canciones para quienes asistieron al lanzamiento del nuevo punto de Cookie Jaar y Popsy en la capital bogotana.

Se baja para darle por tres minutos el micrófono a su amigo y socio, Ricky Jaar, quien se presenta con un bolero y le regresa la tarima, el público y el micrófono a Cepeda para que este con una última canción agradezca la asistencia al evento y se despida.

“Para mí siempre ha sido muy interesante (entrar en otros negocios), yo siempre he sido muy inquieto con esos temas y he comprendido la posibilidad de una carrera artística con todas esas paticas”, comenta el cantante que publicó un libro, recién terminó en Colombia una temporada de teatro-show, es accionista de Cookie Jaar y tiene su propio restaurante en Sopó y una marca de gafas.

Recomendado: Las 25 empresas con mejor percepción de innovación en Colombia

Cepeda asegura que todos estos negocios le permiten una tranquilidad financiera adicional a la que le da su disquera para poder hacer sus discos como mejor los sienta, como sus mismas canciones le dicen que deben ser.

“Me tocó una época de la industria musical de muchos cambios, de muchas transformaciones e incluso de las llamadas crisis del cd y de la piratería, eso nos enseñó a los de mi generación a ser más recursivos y a encontrar otras fuentes de ingresos que ya no eran esas grandes cantidades de discos físicos que vendían. Lo que hacemos hoy con las plataformas digitales es muy interesante pero no dan los números que daban los discos físicos”, explica el cantante.

Y agrega que han tenido que “encontrar otras maneras de mercadearnos que incluyen la relación con las marcas, este tipo de experimentos (como Cookie Jaar) y aventuras comerciales que creo que sí van de la mano de la coherencia del proyecto pues van a estar bien y además nos aportan”.

Andrés Cepeda entendió, con el cambio de la industria musical, que el público también cambió y tiene diferentes formas de recibir el mensaje de cada quien. Por eso el éxito de su libro “Mil historias que contar” y su show de teatro “Cepeda en Tablas”, que dramatiza algunos de los momentos de su vida como artista y le permite cantar algunos de sus temas. El show se repitió 42 veces en Bogotá y Medellín, contará con algunas funciones en Miami y Nueva York durante los próximos meses, para volver modificado a Colombia en septiembre de este año.

Puede interesarle: Las maniobras de Toyota para superar la desaceleración económica

Hay un único negocio al que el artista no entraría: una disquera propia. “Le tengo un respeto tremendo a la industria, me parece que (quienes están allí) son unos modelos a seguir. Hay que tener una capacidad, un capital muy grande, hay que tener una infraestructura impresionante, el desarrollo de artistas por supuesto que me interesa, yo he sido productor y he participado del reality que descubre talentos, obviamente es una cosa que me inquieta pero es mucho trabajo”, explica.

Allí está el lunar de la industria musical en Colombia para el artista bogotano. “En nuestro país esta industria está muy desarrollada, quizá de lo que adolece es de desarrollo artístico, una persona que apenas está empezando no tiene muchas posibilidades por dónde meterse, no tiene muchas opciones de buscar quién desarrolle su carrera de manera profesional y seria”.

Para Cepeda, vivir de la música como tantos otros sueñan es un lujo que le dio la vida.

Galletas y helados

Ricky Jaar es un barranquillero, chef de profesión, con grandes inquietudes culinarias que siempre compartió con su amigo Andrés Cepeda, quien le ofreció su apoyo para lo que necesitara.

Y al volver a radicarse en Barranquilla, Ricky Jaar encontró el espacio que necesitaba la ciudad: galletas calientes. Llamó a su amigo Andrés Cepeda y en dos años Cookie Jaar logró abrir tres puntos en Barranquilla, tres en Bogotá y dos en Medellín.

Pero pronto notaron que “no podíamos únicamente vender galletas sino que necesitábamos abrir un poco más el portafolio y debíamos vender complementos, definitivamente el complemento perfecto era el helado y buscamos a Popsy por su trayectoria, tradición, y abastecimiento en el canal tradicional, logramos la alianza”, explica Ricky Jaar.

Lea también: Las maniobras de Toyota para superar la desaceleración económica

El creador de las exitosas galletas calientes agrega que “cuando las ventas crecieron inmediatamente en un 50%, nos dimos cuenta que efectivamente era el matrimonio perfecto y de esa manera hicimos acercamientos con Popsy y decidimos crear lo que hoy llamamos la combinación perfecta”.

Popsy le ofreció a Cookie Jaar la infraestructura para llegar en más de 100 locales a 45 ciudades del país, un esfuerzo que le habría tomado años pese a su evidente éxito.

Cookie Jaar le trajo a Popsy el público que le faltaba a su portafolio después de 37 años de operación: los jóvenes y adultos jóvenes entre 15 y 25 años.

Carlos Londoño, presidente de Popsy, señala que “a futuro, todos los Popsy del país tendrán, además del helado de Popsy, la compañía de las galletas de Cookie Jaar y una nueva propuesta de valor donde nuestros consumidores encontrarán que el único helado gourmet del país se puede combinar ahora con una deliciosa galleta caliente”.

Recomendado: Así quedó PepsiCo luego de la salida de Indra Nooyi

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.