| 12/13/2018 12:01:00 AM

La nueva estrategia de crecimiento de ISA a 2030

Tras haber cumplido tres años antes con la meta prevista para 2020, ISA tiene lista su nueva estrategia de crecimiento: vías en Colombia y Perú, nuevos negocios de energía y el desarrollo de mercados como Estados Unidos y Argentina están en la agenda.

Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) será protagonista de los negocios de 2019, tras el anuncio de Empresas Públicas de Medellín (EPM) de vender la participación del 10% que tiene en ese grupo –cerca de $1,5 billones– para atender las dificultades originadas por la emergencia de Hidroituango.

Lea más: Cuánto dinero más le costará Hidroituango a EPM

Sin embargo, no será la única movida en la que el nombre de ISA esté incorporado. Esta empresa de capital mixto, considerada la primera multilatina colombiana con negocios de transmisión de energía, concesiones viales y telecomunicaciones, está al cierre de esta edición confirmando la nueva estrategia para el año 2030, tras haber cumplido en 2017 con la meta que se había propuesto para 2020: la de triplicar las utilidades de 2012.

El año pasado, la cifra que obtuvo ISA fue de 5,3 veces la utilidad de 2012, por cuenta de sus operaciones y de la indemnización que recibió de Brasil tras el retiro de los contratos de transmisión de energía.

Lea más: ISA Cteep formalizó la adquisición de acciones de Ienne en Brasil

Esto abrió las puertas para reenfocar el rumbo. Justo en la fecha en que circula la última edición del año de Dinero, la junta directiva definirá el valor de la nueva mega y cómo se cuantificará: si vuelve a ser la multiplicación de las utilidades o unos objetivos por ingresos o por Ebitda ajustado.

Esta nueva visión –creada por un grupo de expertos internacionales y consolidada por el Boston Consulting Group– tendrá varios componentes: mantener un portafolio diversificado; seguir creciendo en los mercados donde participa, como Brasil, Colombia, Chile y Perú, pero sin que se concentren sus ingresos en uno solo; desarrollar negocios de su portafolio en mercados donde tiene presencia pero que hoy no cuenta con ellos y abrir nuevos mercados. Además, incorporará en su estrategia mayor innovación y creará instrumentos para capitalizar emprendimientos relacionados con su operación.

La estrategia

En 2015, ISA tuvo ingresos por $5,2 billones. Sin embargo, en 2016 y 2017 estos resultados crecieron por las indemnizaciones que recibió de Brasil, con cifras cercanas a los $12 billones. Para este año, sin esos ingresos extraordinarios, ISA, al tercer trimestre del año, facturó $5,1 billones. Con activos cercanos a los $42 billones, ISA planea inversiones por más de $13 billones en el periodo 2018-2022.

Brasil se ha convertido en uno de los ejes de crecimiento de la firma. Para 2016 y 2017, más de 55% de los ingresos provinieron de ese mercado y en los primeros 9 meses de este año representa casi 35%. Ahora, con la llegada del presidente Bolsonaro los mercados y negocios viven una euforia y se espera que ISA tenga nuevas oportunidades apalancadas en nuevas subastas y procesos de privatización.

Lea más: Los hombres fuertes del futuro gobierno de Bolsonaro

Aunque el objetivo es crecer, la tarea es no concentrarse en Brasil. En ese sentido, la primera es desarrollar negocios de su portafolio en países donde no los tiene. Uno de ellos es en el de concesiones viales, tanto en Colombia como en Perú. “La entrada en vías permite que esos ingresos colaboren para balancear lo que viene de Brasil”, explica Bernardo Vargas, presidente de ISA.

Para la compañía es clave entrar ya con las obras terminadas y no correr el riesgo de la construcción. En ese sentido, en el mercado se rumora el interés que tendrían ISA y otros jugadores por las concesiones de Mario Huertas, que están finalizando la etapa de construcción.

Lea más: Vías 4G el ambiente empieza a mejorar

Sin embargo, no se trata solo de adquirir las concesiones. Para ISA es clave buscar un socio constructor. Y esa alianza debe estar lista en 2019. En Chile sus aliados son Ferrovial y Cintra.

Lea más: Filial de ISA presentó mejor oferta para proyecto de concesión vial en Chile

La otra manera de balancear ese crecimiento, explica Vargas, “es entrando a mercados donde no estamos”. Durante muchos años ISA ha mirado México, pero cualquier decisión está pendiente de lo que pase con el cambio político que se acaba de dar. Los intereses, particularmente en el negocio de transmisión, se han enfocado en Argentina y Estados Unidos. En Argentina la nueva estrategia de alianzas público-privadas de su gobierno ha impulsado incentivos donde garantizan el ingreso en dólares y recompras por riesgo país. ISA va a participar en la subasta de la línea Diamante Charlone de casi 500 kilómetros de extensión. Y en el caso de Estados Unidos es un mercado muy fragmentado con oportunidades y un riesgo país bueno. De hecho, para 2024, ya debe tener presencia allí.

Además de estas visiones por negocios y mercados, ISA le apostará a la innovación. “Vamos a tener un acelerador de iniciativas internas y externas de emprendimientos. Y la idea es meter recursos a un corporate venture fund, separado de ISA, destinados a emprendimientos y que puede traer también recursos de terceros”, explica el directivo.

También en el radar están nuevas movidas y algunas renuncias. En el primero, para 2030, 10% de los activos debe venir de nuevos negocios de energía. “Nos interesa mucho ver almacenamiento y cómo trabajar demanda distribuida o lo que aparezca en nuestros negocios de innovación. Y ojalá pudiéramos desarrollar el negocio de subtransmisión en Colombia”, dice Vargas. Y en cuanto a las renuncias, aunque los expertos recomendaron incursionar en generación y montarse en la ola de los renovables no convencionales, el grupo considera que con sus negocios tienen suficiente margen de crecimiento. De hecho, en un mapa de oportunidades, ISA ha identificado oportunidades por US$10.500 millones y deja abierta la posibilidad de buscar alianzas para desarrollar nuevos negocios, con la condición de que en al menos 75% de ellas tenga la participación mayoritaria.

Una nueva era se abre para ISA, una empresa totalmente distinta a la de hace 20 años. Por eso, será necesario ajustar un nuevo escenario regulatorio, porque los mercados están cambiando y hay un panorama diferente en todo el sector eléctrico.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.